Muy pronto los aficionados a la televisión podrán “hablar” con su receptor gracias a la nueva creación de Amazón que prácticamente convierte cualquier receptor en un televisor inteligente. Se trata del Fire Stick 4K, que como su nombre indica, permite ofrecer contenidos en calidad 4K, el estándar de imagen perseguido por la industria. Pero, además, se ha integrado el asistente digital Alexa al mando, con lo que los usuarios pueden controlar la televisión o, incluso, emparejarlo con otros aparatos domésticos con simples instrucciones de voz. El «gadget» da acceso a diferentes programas de televisión, servicios de streaming como Netflix y por supuesto Amazon Prime Video, así como consultar información de todo tipo a través de internet.