Satélites reforzarán transmisión de voz y datos en la aviación. 
Para el año 2035 se estarán realizando 7.200 millones de vuelos comerciales al año en el mundo, lo que pondrá al límite los canales actuales de transmisión de voz y datos. Por eso, la Agencia Espacial Europea quiere adelantarse a esta realidad e instalará en 20 aviones comerciales terminales de comunicación de datos con satélites para evitar el colapso, elegir las rutas más eficientes y ahorrar combustible y emisiones de gas contaminante, ya que el transporte aéreo supone un 3% del dióxido de carbono emitido por la actividad humana a la atmósfera. Las terminales, denominadas Iris, son una ayuda tanto para pilotos como para controladores aéreos, que dispondrán de esta tecnología complementaria a los actuales canales de VHF que se utilizan para la comunicación radiofónica entre los dos colectivos y que alcanzarán el límite de capacidad para enlaces de voz y datos en menos de una década.